De compras con tus hijas

13 febrero, 2019
De compras con tus hijas

Ya nada es como antes. Seguro que te has dado cuenta. Todos los hábitos han cambiado. No digo si a mejor o peor, pero está claro que la sociedad actual nada tiene que ver con la de hace 20 años. En dos décadas, y sobre todo por los grandes avances tecnológicos, hay cosas que nada tienen que ver. Por ejemplo, y de eso quiero hablar hoy, el simple hecho de comprar ropa. En mi infancia, era mi  madre la que me compraba la ropa si tenía mucha suerte, porque otra opción era la de heredar la ropa de mis hermanas.

En estos momentos en los que ha empezado la cuenta atrás para la llegada del invierno, te encuentres con la necesidad de tener que acometer la renovación del vestuario de tu hija.

  • Ahora todo ha cambiado. Los hábitos de compra han cambiado mucho, y son los propios hijos los que quieren ir a comprar su ropa. Además, la venta on line ha provocado que esté todo al alcance de su mano. Estos son algunos de los consejos que te doy si decides ir de compras con tu hija.
  • Antes de salir, pídele a tu hija que te muestre en la web o en Instagram qué estilos le gustaría y hagan juntas la lista para comprar solamente lo necesario.
  • Antes de ir de compras, da una mirada al espacio en tu clóset; no todo tiene que estar ahí, elige la ropa y accesorios para esta temporada, separa las prendas por color y ordena por categoría.
  • Una vez que ya estéis en la tienda y tu hijo se haya probado todas las prendas y tengas dos montones de estas, las que no se pueden usar y las que sí, llega el momento de que elabores un listado con el conjunto de piezas que debes comprarle sí o sí para que pueda tener el vestuario más completo y necesario para afrontar la temporada otoño-invierno.
  •  Permítele participar haciéndole algunas consultas y dejándolo tomar pequeñas decisiones: “¿Prefieres esta camisa o este pantalón? Pero sin abrumarlo, no sea que de pronto se le desborde la responsabilidad.

Ojo al presupuesto

El presupuesto será un problema. Es decir, hay que calcular  cuánto dinero vas a poder gastar en la compra de ropa para tu hijo. Y es que, una vez que tengas claro este aspecto, podrás optar por decantarte por las firmas de moda que te ofrezcan los precios que más y mejor se adecúen a tu bolsillo así como también. Seguro que tu hija pretende gastarse más dinero, pero será el momento de que le digas eso de que “el dinero no cae del cielo”. Si optaste por la opción de ir con una amiga de tu hija y su madre, ponte de acuerdo con ella para que los presupuestos no sean tan distintos.

Juntas en la web

Otra opción es que madre e hija se pongan en la pantalla web del ordenador y comiencen a comprar ropa de manera conjunta. Por eso, para ahorrar esfuerzo es una estupenda opción que previamente en casa, en el momento que tengas libre y sin prisas de horarios de cierre, analices los catálogos online de las marcas de moda donde pretendes realizar las compras. En la web Queens online descubrirás toda la colección de moda, complementos y bisutería de última tendencia. Disponen de diseños modernos y actuales para mujer y niña para crear los mejores “outfits” de la temporada. Así pues, es bueno combinar estilos, intercambiar impresiones y así hacer una actividad conjunta.

Todo esto sin olvidar que, de la misma manera, también cabe la posibilidad de que realices la renovación del armario de tu pequeño directamente desde Internet.

No hay que olvidar que a muchas chicas les comienza a dar vergüenza salir de compras con su mamá pero quizá tú tampoco te sientes cómoda con darle dinero y dejarla en un centro comercial a los 13 años y rezar porque compre algo adecuado para su edad. Una solución es regalarle una tarjeta de regalo de una sola tienda donde tú sepas que la ropa es adecuada para ella.  Hay que saber darles una autonomía a tus hijas, pero dependiendo de la edad.

Ahora ya sabes qué hacer cuando decidas ir de compras con tus hijas. Sin duda, en una sociedad en la que pasamos tan poco tiempo con nuestros hijos, es una gran alternativa. Ahora bien, ya sabes que tendrá que tener paciencia.