Conoce las diferencias entre el cristal y el vidrio para las copas

15 noviembre, 2021
Conoce las diferencias entre el cristal y el vidrio para las copas

No es únicamente un recipiente, pues una copa de vino también es buena colaboradora del placer de disfrutar. Depende de ella que un caldo determinado pueda oxigenarse de forma correcta o que se pueda mantener la temperatura. La copa de vino es la que termina haciendo que lo acariciemos y que hasta el sentido del tacto participe en el ritual del descubrimiento de lo que se esconde en una botella. Hablamos del disfrute del vino con todas las de la ley.

Debido a lo importante que es la copa, elegir bien depende no solo de lo estético La clase de copa que se use no va a ser algo nimio. Dependiendo del tipo de vino, será importante para la cata acertar.

Además de esta lógica duda, que se puede solucionar fácilmente, existe otra pregunta habitual entre los amantes del vino, ¿cuál es mejor la copa de cristal o la de vidrio?

Estas preguntas habituales, se solucionan conociendo más profundamente a unas y otras. Una buena forma de elegir, pues además nos va a permitir saborear aún más la experiencia, sin que tengamos que renunciar a sus propios encantos.

Las diferencias entre el cristal y el vidrio

Los expertos de Cristafiel de grabado en cristal creen que para conocer bien las diferencias, siempre es útil saber lo que es el cristal de manera exacta. El caso es que no es como lo conocemos. El cristal es una roca natural, la que solo se encuentra en la naturaleza.

Estas pistas nos dicen que el uso del cristal que conocemos no procede de ahí. Debemos saber que el cristal que se usa para vasos o copas, se le llama vidrio óptico o de plomo. Son unas copas elaboradas con vidrio de más calidad.

Cómo elegir copas de vino de cristal

No nos hemos equivocamos, de plomo. El caso es que este componente, es donde se encuentra la diferencia entre cristal y el vidrio. La copa de cristal tiene a dicho elemento químico como una parte de la elaboración, algo que el vidrio no lo hace.

Es un tema que, aunque no lo puede percibir el ojo y el paladar, sí que importa, y mucho en la calidad que puede tener una copa.

¿Cuál es el mejor?

Parece inevitable hacernos dicha pregunta, algo que tiene lógica si pensamos que elegir una copa es vital para el poder saborear un vino, o para tener esa experiencia que queremos con una copa de vino.

Cuando hay que elegir entre las copas de cristal y las de vidrio, creemos que las de cristal son la mejor elección, pues existen bastantes motivos para que sea así.

Empezamos con que las copas de cristal brillan más, algo que debemos tener en mente, pero que también es importante si queremos disfrutar de la experiencia, además tiene una destacada transparencia.

Como son incoloras, las copas de cristal son perfectas para entregarse el noble arte de catar vinos. Una forma ideal para hacer la cata es la fase visual.

Además, no olvidemos que el cristal cuenta con una capacidad física de refracción y de dispersión, unas características con la que podemos usar la copa como si fuera un prisma auténtico.

Copas de cristal perfectas para vino

Debemos saber más cosas sobre dicho material que hace que las copas realizadas en cristal son unas magníficas compañeras del vino. No es porque el tacto pueda mejorar el momento en el que se realice la cata, es porque son de gran finura y delgadez. Hablamos de que esta clase de material es el idóneo para poder acumular por más tiempo el aroma del vino en cuestión.

Solo hay un inconveniente, pues son algo de mayor pesadez. Uno de los aspectos menores cuando se quiere saborear cualquier clase de vino.

Las copas mejores para beber vino

Una vez sabemos las características que tienen las copas de cristal, estamos ante otra pregunta, ¿cómo debemos elegir la copa perfecta?

Esta duda, aunque nos puede parecer compleja, es bastante más fácil de lo que pueda parecer. Nos podemos guiar solo por el porcentaje de plomo, algo que tiene gran importancia y es que existe una copa en concreto reglada para la cata. Esta contendrá de forma imprescindible, como mínimo un 9% de plomo.

Está claro que hay que saber cómo elegir una copa de cristal, para al final poder vivir esa experiencia tan grata como es el poder saborear el vino. Así que ya sabes, seguro que después de todo lo que te hemos contado vas a saber qué tipo de copa comprar, ¿no?