¿Cómo afecta la apnea del sueño a la salud bucodental?

La apnea del sueño es un trastorno en el cual se produce una pausa de la respiración durante el sueño. Es decir, una parada respiratoria cuya duración es de, al menos, 10 segundos. Se suele repetir varias veces durante la noche, provocando problemas de salud general, pero también de la salud bucodental. 

Especialistas en la relación de la apnea con la salud dental de Ortodoncia Mirasierra, con más de 30 años de experiencia explican que “se produce por la relajación de los músculos de la garganta, que ceden mientras se duerme y tapan las vías respiratorias”. 

Este último aspecto es desconocido para muchos. Por ello, en este artículo vamos a analizar cómo afecta la apnea a los dientes. 

Sequedad bucal

La sequedad bucal, también conocida como xerostomía, es la falta de saliva. La saliva es un líquido producido por las glándulas salivales que tiene una serie de funciones importantes para la salud bucodental, como:

  • Neutralizar los ácidos producidos por las bacterias en la boca.
  • Eliminar los restos de comida y bacterias.
  • Proteger los dientes y las encías del daño.

Problemas bucodentales

La sequedad bucal puede provocar una serie de problemas bucodentales, como:

  • Caries dentales. La saliva ayuda a neutralizar los ácidos producidos por las bacterias en la boca. Cuando hay falta de saliva, los ácidos producen daños en los dientes, dando lugar a las caries.
  • Gingivitis. Es el nombre técnico empleado para hacer referencia a la inflamación de las encías. Gracias a la saliva se eliminan  las bacterias que dan lugar a esta afección.
  • Periodontitis. Es una enfermedad más grave. No solo provoca inflamación en las encías, sino que se extiende hasta el hueso.
  • Mal olor del aliento. La falta de saliva puede dar lugar a la acumulación de bacterias en la boca. El exceso de bacterias es lo que causa el mal aliento.  
  • Dificulta la masticación y la deglución de alimentos. La saliva tiene un papel fundamental en la masticación y deglución de los alimentos.  Por ello, tener sequedad dificulta estas acciones. 
  • Dificultad para hablar. La saliva es necesaria para las cuerdas vocales. Tiene función lubricante. Motivo por el cual, si la boca está seca hay más dificultad para hablar.

Causas de la sequedad bucal

Hay muchos factores que pueden repercutir en la sequedad de la boca. Por ejemplo, sufrir enfermedades. Es frecuente que algunas como la diabetes y el párkinson provoquen sequedad en la boca. 

Por otro lado, los medicamentos. Tales como los antidepresivos, de la presión arterial o antihistamínicos. Un factor muy extendido es el consumo de tabaco. Este irrita las glándulas salivales que acaban con sequedad bucal. 

También la edad. Las personas mayores suelen producir menos saliva que las personas jóvenes.

Por último, destacar que la radiación que se emplea para la cura de enfermedades como el cáncer de cabeza o cuello afecta a las glándulas salivares y en consecuencia, provoca sequedad.

Tratamiento de la sequedad bucal

El tratamiento de la sequedad bucal depende de la causa subyacente. A veces puede ocurrir que el tratamiento para la enfermedad que ha causado la sequedad también actúa frente a esta. No obstante, hay muchos casos en los que el motivo es otro y por tanto, es necesario aplicar tratamientos específicos. Algunos de los más comunes son: 

  • Inhibidores de la colinesterasa. Son medicamentos que se emplean para estimular la producción de saliva
  • Suplementos. Hay suplementos de sal vida que ayudan a reemplazar la saliva que nuestro no cuerpo no es capaz de producir
  • Grageas y chicles sin azúcar. Son productos que mejoran y estimular la producción de saliva 
  • Hidratación. Para mantener la boca húmeda y en consecuencia, producir sal vida hay que mantenerse hidratado

Prevención de la sequedad bucal

Conociendo los motivos que pueden provocar sequedad bucal, lo más adecuado es tomar las siguientes medidas: No fumar tabaco

  • Beber agua a diario. Al menos 2 litros.
  • Evitar consumir alimentos y bebidas que favorezcan la deshidratación como por ejemplo la cafeína o el alcohol.
  • Llevar a cabo una buena higiene bucal.
  • Visitar al dentista regularmente para exámenes y limpiezas.

Inflamación de las encías

La inflamación de las encías o gingivitis es una afección que se caracteriza por la hinchazón, el enrojecimiento y el sangrado de las encías. La gingivitis es la etapa inicial de la enfermedad periodontal, que puede provocar la pérdida de dientes.

La causa principal de la inflamación de las encías es la acumulación de placa bacteriana en los dientes y las encías, lo que se conoce como sarro. Para ello, es importante mantener una buena higiene bucal y al menos una vez al año realizar limpiezas en el dentista. 

Síntomas de la inflamación de las encías

Los síntomas de la inflamación de las encías pueden incluir:

  • Enrojecimiento de las encías.
  • Hinchazón de las encías.
  • Sangrado de las encías al cepillarse los dientes o usar hilo dental.
  • Sensación de dolor o molestia en las encías.

El diagnóstico de la inflamación de las encías se suele realizar mediante un examen clínico de la boca. El dentista o higienista dental examinará las encías en busca de signos de inflamación, como enrojecimiento, hinchazón y sangrado.

Tratamiento de la inflamación de las encías

El tratamiento de la inflamación de las encías suele ser sencillo y consiste en mejorar la higiene bucal. El dentista o higienista dental le enseñará cómo cepillarse y usar hilo dental correctamente.

También puede recomendarle otros tratamientos, como:

  • Remoción del sarro: el dentista o higienista dental eliminará el sarro de los dientes con instrumentos especiales.
  • Medicamentos: en algunos casos, el dentista puede recetarle medicamentos para ayudar a reducir la inflamación.

Prevención 

La mejor manera de prevenir la inflamación de las encías es mantener una buena higiene bucal. Debe cepillarse los dientes dos veces al día durante dos minutos y usar hilo dental una vez al día.

También es importante visitar al dentista regularmente para exámenes y limpiezas.

Complicaciones

Si la inflamación de las encías no se trata, puede progresar a periodontitis, una enfermedad más grave que puede provocar la pérdida de dientes. Esta tiene lugar cuando la inflamación de las encías llega a los huesos

Si tiene signos de inflamación de las encías, es importante que consulte a su dentista lo antes posible para que pueda recibir el tratamiento adecuado y prevenir la progresión de la enfermedad que puede provocar la pérdida de dientes. 

Bruxismo

El bruxismo es un trastorno que se caracteriza por el apretamiento o rechinar de los dientes de forma involuntaria. El bruxismo puede producirse durante el día o la noche, y puede ser causado por una serie de factores, como el estrés, la ansiedad, la falta de sueño o la mala alineación de los dientes.

Causas del bruxismo

Las causas del bruxismo no están del todo claras, pero se cree que pueden estar relacionadas con los siguientes factores:

  • Estrés: el estrés es una de las causas más comunes del bruxismo. Cuando estamos estresados, los músculos de la mandíbula se contraen involuntariamente, lo que puede provocar el apretamiento o rechinar de los dientes.
  • Ansiedad: la ansiedad también puede ser una causa del bruxismo. provoca tensión es la musculatura de la mandíbula haciendo que inconscientemente se aprieten los dientes. 
  • Mala alineación de los dientes: la mala alineación de los dientes puede causar una sobrecarga en los músculos de la mandíbula, lo que puede provocar el apretamiento o rechinar de los dientes.
  • Problemas de la articulación temporomandibular (ATM): la ATM es la articulación que conecta la mandíbula con el cráneo. Los problemas de la ATM pueden provocar dolor y rigidez en la mandíbula, lo que puede conducir al apretamiento o rechinar de los dientes.

Síntomas del bruxismo

Los síntomas del bruxismo pueden incluir:

  • Dolor en la mandíbula, los oídos o la cabeza.
  • Masticación dolorosa.
  • Desgaste de los dientes.
  • Fracturas dentales.
  • Rechinar de dientes audible.

El diagnóstico del bruxismo se suele realizar mediante un examen clínico de la boca. El dentista o higienista dental examinará los dientes y las encías en busca de signos de desgaste o fractura. También puede realizar una radiografía para evaluar el estado de los dientes y la mandíbula.

Tratamiento del bruxismo

El tratamiento del bruxismo depende de la gravedad del trastorno. En algunos casos, el tratamiento puede ser sencillo y consistir en cambios en el estilo de vida, como el manejo del estrés o el uso de una férula de descarga.

En otros casos, puede ser necesario un tratamiento más específico, como:

  • Férulas de descarga: las férulas de descarga son dispositivos que se colocan sobre los dientes durante la noche. Ayudan a proteger los dientes del desgaste y la fractura.
  • Terapia muscular: la terapia muscular ayuda a relajar los músculos de la mandíbula.
  • Medicamentos: en algunos casos, el dentista puede recetar medicamentos para ayudar a relajar los músculos de la mandíbula.

Prevención del bruxismo

Si tiene bruxismo, hay algunas cosas que puede hacer para ayudar a prevenir el daño a sus dientes y mandíbula:

  • Gestiona el estrés. El estrés es una de las principales causas del bruxismo. Hay muchas maneras de gestionar el estrés, como el ejercicio, la meditación o el yoga.
  • Descansa. La falta de sueño aumenta el riesgo de sufrir bruxismo. Asegúrate de dormir al menos siete horas por la noche.
  • Mejora la higiene bucal. Una buena higiene bucal puede ayudar a proteger sus dientes del desgaste. Cepíllate los dientes dos veces al día durante dos minutos y usa hilo dental una vez al día.
  • Visita al dentista regularmente. El dentista puede detectar signos de bruxismo y recomendarle tratamientos para prevenir el daño.

Complicaciones

Si el bruxismo no se trata, puede provocar una serie de complicaciones, como:

  • Desgaste de los dientes.
  • Fracturas dentales.
  • Problemas de la articulación temporomandibular (ATM).
  • Dolores de cabeza.
  • Dolor de oído.

Si cree que puede tener bruxismo, es importante que consulte a su dentista lo antes posible para que pueda recibir el diagnóstico y el tratamiento adecuado.

Mantenete conectado
Artículos mas comentados
Artículos relacionados