Rebajas, ofertas y promociones. Te contamos sus pros y sus contras

15 octubre, 2019
Rebajas, ofertas y promociones. Te contamos sus pros y sus contras

Los descuentos y promociones constituyen una importante estrategia de venta, que tiene como principal objetivo, atraer a potenciales clientes y a fidelizar a los actuales. Sin lugar a dudas, la táctica es de las más efectivas que existen, si bien es cierto que, si en ocasiones favorece al consumidor, también es verdad que estas acciones no están exentas de riegos. Por eso, antes de lanzarse a la compra compulsiva, es necesario valorar la rentabilidad de la compra a largo plazo. En este artículo, te vamos a hablar de las ventajas y desventajas de comprar en época de rebajas y promociones. Presta atención, y así, sabrás realmente lo que vale la época adquirir en estas temporadas, cada vez más habituales en los comercios, en las que llueven, o al menos eso pretenden aparentar, las ofertas.

Las ventajas de comprar en rebajas

1. El precio

La primera de las ventajas es, sin lugar a dudas, el precio. Durante la temporada de rebajas es posible encontrar artículos a mitad de precio, todo un chollo cuando se trata de los productos más caros. Por ejemplo, cosas como la ropa o calzado de marca, que tienen precios muy elevados, conviene comprarlas en esta época, ya que se consigue ahorrar una cantidad importante de dinero. Puedes aprovechar para adquirir ropa interior mona, zapatos de firma o las prendas más novedosas y actuales por muy poca pasta.

Ahora bien, llenar el carrito de la compra con infinidad de camisetas cutres de un euro, mucho sentido no tiene. Por lo general, este tipo de prendas no suele durar ni una temporada completa. Recuerda, muchas veces, lo barato sale caro. Así que, piénsalo bien antes de ponerte a comprar sin ton ni son.

2. Artículos fuera de temporada

Otra de las ventajas es que es posible encontrar prendas y accesorios de otras temporadas y que ya no es posible encontrar en la tienda. Y si tienes suerte, a lo mejor aparece esa chaqueta que tanto te gustaba, pero que en su momento, no podías comprarte y que tan poquito tiempo estuvo en el comercio. Esto ocurre mucho en las tiendas de Inditex, propiedad de Amancio Ortega, inventor del concepto fast fashion, que provoca en el consumidor el deseo de comprar rápidamente antes de que el artículo se agote. Estos prendas, pueden ser muy baratas, pero su vida útil tampoco es demasiado larga.

3. Más pastuqui en le bolsillo

La temporada de rebajas suele coincidir con las pagas extras y por lo tanto, la mayor parte de la gente tiene más dinero para gastar y permitirse esos caprichos que durante el resto del año resultan imposibles.

Todo el mundo puede aprovecharse de las ventajas de las rebajas, desde el comerciante, al cliente final, pasando por la empresa mayorista. Así lo aseguran en HHG, mayoristas de ropa de mujer, profesionales y tiendas de moda, que lanza cada año dos colecciones de moda, especialmente dirigida para las mujeres de hoy en día, cosmopolita, urbanas y pragmáticas, pero también, elegantes. Todas sus colecciones son de la mayor calidad y a unos precios inmejorables. No es de extrañar que, a día de hoy, sean todo un referente en el sector. Tienen blusas, chaquetas, ponchos, vestidos… todos ellos con unos diseños fantásticos. En su amplio catálogo, se pueden encontrar los mejores descuentos y promociones.

Vemos pues, que comprar en la época de rebajas puede ser muy ventajoso, pero ojo, que no siempre es así y también tiene desventajas. Si quieres conocerlas, continua leyendo. Valora bien antes de comprar. No dejes que te engañen.

Las desventajas de comprar en rebajas

1. Prendas antiguas como nuevas

No todo el mundo lo sabe, pero algunas tiendas marcan las prendas antiguas como si se tratasen de prendas de la nueva temporada. Y este es solo uno de los trucos que usan, tanto las grandes superficies, como el pequeño comercio. Así que, al loro.

2. Desperfectos, roturas y manchas

Seguro que ya te ha pasado más de una vez. Te encuentras con un producto muy barato sí, pero está sucio o roto. Menuda faena, te enteras al llegar a casa y ahora que, tendrás que devolverlo. Y si la política del establecimiento es la de no devolver el dinero, y solo admite los cambios, puede que te lo tengas que comer si no encuentras otra cosa que te guste.

3. Colas interminables

Otra de las desventajas de comprar en rebajas es que tendrás que hacer largas colas y esperar un montón de tiempo para pagar. Una auténtica pesadilla, ¿no te parece?

4. Compras compulsivas

Por lo general, la mayor parte de las personas compran sin ningún tipo de sentido, compulsivamente, y esto, al final, solo contribuye a que el gasto se incremente.