La sonrisa y sus efectos positivos en nuestro estado de ánimo

7 septiembre, 2021
La sonrisa y sus efectos positivos en nuestro estado de ánimo

Sonreír, sea en medio de la felicidad o el dolor, trae una serie de beneficios para tu salud mental y tu estado de ánimo. Por ejemplo, te sentirás menos estresado, nos hace sentir que podemos soportar mejor el dolor, y nos hace sentir más positivos, entre muchos otros.

Por algo es que dicen eso de que reír alarga la vida. Y es que al sonreír nuestro cerebro libera endorfinas, las cuales están presentes en todos los estados de ánimo positivos y son unas de las responsables más importantes de la sensación de placer, o de que el cerebro nos anestesie con rapidez cuando sufrimos un daño.

Además, cuando nos reímos reducimos la liberación de cortisol, la hormona del estrés; para compensarlo, el cerebro libera dopamina, una sustancia que se asocia con emociones positivas, por lo que también logramos liberar energía negativa del cuerpo.

Cuando activas los músculos faciales encargados de la risa tu cerebro libera inmediatamente dopamina y endorfinas, incluso aunque la sonrisa no sea espontánea. Este último matiz es importante, ya que implica que la sonrisa es tan poderosa que al cambiar nuestra gestualización de manera consciente, podemos también cambiar nuestro estado de ánimo.

Por otro lado, tu cerebro se oxigena y tu sistema límbico se activa y con ello facilita las funciones de retención de memoria.

Efectos sociales de la risa

Además de tener unos efectos positivos buenísimos en nuestra salud mental y general, también tiene sus beneficios en nuestro trato con los demás.

Por ejemplo, es una verdad universal que cuando sonreímos nos vemos más atractivos; además que alguien sonriente siempre va a ofrecer una compañía más deseable que alguien que no sonría, o que frunza el ceño por cualquier cosa.

La risa proyecta una imagen de ti mismo de seguridad y estima, genera más confianza e invita a que los demás se acerquen a ti. Cuando sonríes te sientes más optimista y reflejas una mejor versión de tí.

La sonrisa tiene el poder de generar sonrisas en los demás gracias a nuestras “neuronas espejo“. Estas se encargan de imitar de forma innata aquello que vemos del exterior. Por eso a veces cuando oímos o vemos a alguien con un ataque de risa, se nos contagia su energía positiva.

También, el humor y la risa pueden darnos un nuevo enfoque sobre las situaciones en las que nos encontramos, ya que activan nuestra corteza prefrontal; y  esta área es la que se encarga de las funciones humanas más desarrolladas, como lo son la creatividad, la perseverancia, el pensamiento más flexible y la organización.

Y es que es bueno rodearse de gente que te haga reír, que te haga ver el lado optimista de la vida, te transmita energía y buen humor, y sobre todo que sepa reírse de si misma, buscar el lado gracioso de los problemas y que sepa contagiar una buena sonrisa.

Recuerda que no hay nada como usar el humor para enfrentar las adversidades y ver la luz al final de cualquier túnel.

Otros beneficios de la sonrisa

Los expertos en sonrisas del Centro de Odontología Avanzada ZM nos comentan otra variedad de beneficios de una simple sonrisa:

  • Sonreír mejorar la salud general. Algunos estudios científicos han probado que sonreír libera endorfinas, serotonina y otros analgésicos naturales que produce nuestro cuerpo. También se ha asociado la sonrisa a la reducción de los niveles de hormonas causantes del estrés (adrenalina, cortisol y dopamina) y la disminución de la presión arterial. Por lo que se podría decir que sonreír es un casi un fármaco natural.
  • Sonreír crea una actitud positiva. Esto a su vez nos permite elegir pensar de manera constructiva, práctica, objetiva y sana, al igual que nos permite esperar siempre lo bueno de todo lo que nos sucede.}
  • Sonreír evoca emociones positivas. Y de estas se desprenden cientos de sentimientos agradables como la felicidad, amor/cariño y humor. Además que no solo te alegra a ti, sino que también envía la señal a aquellos que te rodean de que eres una persona social, confiable y cercana.
  • Sonreír es bueno para la convivencia. Así aportamos energías positivas y momentos agradables a todos los que nos rodean.
  • Cuando sonríes pareces una persona más cercana, accesible, sociable, amistosa, confiable, generosa, educada, positiva… Y eso te ayuda a empatizar, a relacionarte más fácilmente con los demás y a mejorar los lazos establecidos.
  • Te vuelves más carismático. La sonrisa tiene un gran poder de atracción hacia las personas que nos rodean. De hecho, está comprobado que cuando conoces a alguien que siempre está sonriendo los percibes como más cercanos y agradables, y esto hace que confíes más en ellos.
  • Inspiras mayor confianza. Como dijimos en el punto anterior, una persona que sonríe, inspira más confianza. Esto es importante porque la confianza es una parte importante de las relaciones interpersonales, ya sean seres queridos, simples conocidos o personas que conocemos por primera vez. Sonreír atrae a nuestro entorno y permite crear una conexión más cercana con la otra persona.
  • Aumenta la credibilidad. La sonrisa también es un recurso comunicativo útil si lo que queremos es incrementar nuestra imagen de credibilidad. De hecho, según una investigación de la Universidad de Pittsburgh, las personas que sonríen más no solo son más dignas de confianza, sino que muestran una imagen más creíble. Lo que hay que cuidar es no forzar una sonrisa en la situación equivocada, ya que más bien podríamos producir el efecto contrario. Te hace más accesible
  • La confianza provoca que seamos personas más accesibles. Según los estudios científicos, las personas están más dispuestas a comprometerse socialmente con otras personas si éstas sonríen. Esto porque una sonrisa tiene un gran poder de atracción, facilita la comunicación y hace que otras personas se sientan a gusto con nosotros.
  • Contagias a otros. Los estudios científicos han encontrado evidencia de que la sonrisa se contagia fácilmente. Como explicamos anteriormente, esto se debe a las neuronas espejo, que son clave en el aprendizaje, especialmente en el caso del modelado. Sonreír, por tanto, puede hacer que otras personas sonrían, lo que hace que éstas también se beneficien de los puntos expuestos en este artículo.
  • Libera sustancias relacionadas con el placer. La sonrisa activa algunas áreas cerebrales relacionadas con las conductas placenteras, como es el caso del área tegmental ventral. Esta área en particular es una pieza clave para la supervivencia de la especie, puesto que ayuda a repetir las conductas que nos resultan agradables, gracias a las conocidas endorfinas, las cuales funcionan como analgésicos naturales.
  • Aumenta la felicidad. Según la hipótesis de la retroalimentación facial, la sonrisa es clave para aumentar la felicidad. Esto viene dado porque estimula el cerebro y además libera endorfinas y facilita la síntesis de otras sustancias relacionadas con la felicidad como la serotonina.
  • Relaja. Según la teoría anterior, la sonrisa también provoca que el cuerpo se sienta más tranquilo y relajado. Así, ayuda a liberar la tensión del cuerpo y, además, reduce la presión arterial. Por esto, algunos expertos afirman que aquellas personas que sonríen más tienen menos probabilidades de sufrir un infarto u otros problemas cardiovasculares.
  • Incrementa la esperanza de vida. Los estudios científicos en materia también han encontrado relación entre la sonrisa y la esperanza de vida. Por ejemplo, podemos mencionar una investigación llevada a cabo por la Wayne State University de Michigan (Estados Unidos), en 2010, que afirma que las personas que sonríen más viven más años. De hecho, otros estudios afirman que la sonrisa hace que parezcamos más jóvenes.
  • Te hace sentir menos estresado. La sonrisa podría contribuir indirectamente a reducir los niveles de estrés al activar las regiones cerebrales relacionadas con el placer y, asimismo, ayudan a sintetizar químicos de la felicidad. De esta forma, la sonrisa es un arma muy poderosa cuando nos encontramos en medio de situaciones estresantes.
  • Es gratis. En un mundo en el que casi todo cuesta dinero, los múltiples beneficios y la gran felicidad que nos puede brindar una sonrisa, tanto a nosotros como a las personas que nos rodean, son completamente gratis. No cuesta nada sonreír y regalarle al otro, y a nosotros mismos, un momento cargado de salud, paz y alegría.

Otras cosas que transmitimos con una sonrisa

La sonrisa es la expresión que utilizamos para comunicar nuestras emociones. Sin embargo, no siempre que sonreímos significa que estamos alegres. También puede señalar que tenemos ansiedad o que no estamos a gusto con una situación. Algunas de las otras emociones que podemos transmitir por medio de la sonrisa son:

  • Sonrisa triste: La persona, bien por vergüenza o por no preocupar a los demás, finge esta expresión emocional.
  • Sonrisa falsa: Es la única sonrisa que miente y suele mostrar una alegría exagerada, ya sea para impresionar a los demás o para ocultar las verdaderas emociones detrás de ella.
  • Sonrisa incrédula: Es una forma más sutil de decirle a la otra persona “no te creo”.
  • Sonrisa de desprecio: Denota resentimiento con sensación de superioridad.
  • Sonrisa seductora: Se acompaña de una mirada profunda que busca agradar al otro con el fin de tener alguna relación con el o manipularle.
  • Sonrisa de vergüenza: Se muestra cuando la persona se siente incómoda en alguna situación.