Di adiós al miedo a ir al dentista

9 septiembre, 2020
Di adiós al miedo a ir al dentista

En la vida se puede tener miedo a muchas cosas. Incluso hasta a pasar por debajo de una escalera. Pero uno de los miedos que está más presente en nuestra vida, y desde pequeño, es el de ir al dentista. Son mucha las razones para llegar a esta situación de una enfermedad que se llama odontofobia. Una de ellas fue la imagen que siempre se ha dado en las series y en la televisión. Nos mostraban esa silla del diablo y unos artilugios que parecían de tortura. Por suerte esta imagen ha cambiado y ahora cuando vas al dentista, puedes pasar de todo, menos miedo.

Los odontólogos son conscientes del miedo que sienten sus pacientes cuando van a la consulta. En seguida es algo que se nota, solo hay que ver la tensión con la que entramos. Sin embargo, los profesionales de estos días se forman para enfrentarlo. Pero, ¿qué pueden hacer los propios pacientes para evitarlo? Los expertos hacen algunas recomendaciones en este sentido. Identificar la razón del miedo, buscar un dentista o una clínica de confianza y prepararse mentalmente, son los mejores ejercicios que pueden hacer.

Todos tenemos claro que cuidar la salud bucodental es algo fundamental, por ello, ahora los centros dentistas ponen en nuestra mano todos los medios para que tu visita al dentista sea lo más placentera posible, y que el miedo a la consulta no se convierta en un impedimento para realizarte cualquier tratamiento.

Sedación consciente

Son muchos los centros que han incorporado tratamientos para evitarlo. Es el caso de la Clínica Dental Collado Villalba donde han puesto en marcha la técnica de la sedación consciente. “Sentir miedo ante la visita al dentista es algo común, que le sucede a muchas personas. Se trata de un sentimiento que aunque normal, puede convertirse en un problema a la hora de afrontar un tratamiento odontológico”, explican desde la clínica.

Por ejemplo, una facilidad es la técnica de sedación consciente. Esta técnica tiene como objetivo reducir la ansiedad y la fobia al dentista. Se trata de una técnica muy segura y poco invasiva, siempre que se realice por los especialistas cualificados. Que no te quepa duda, en este lugar encontrarás los mejores profesionales. Todos ellos velarán por tu seguridad en todo momento, no debes preocuparte porque estás en buenas manos.

En qué consiste

La sedación consciente es la mejor solución para combatir el famoso miedo al odontólogo. Pues bien, se trata de una técnica que consiste en llevar al paciente a un estado de relajación controlado, mediante la administración de fármacos. La sedación se realiza por vía intravenosa.

Lo bueno de todo esto es que el paciente que se somete a un tratamiento con sedación consciente en ningún momento pierde el conocimiento. Tampoco se altera la percepción sensorial de un modo comparable al de una anestesia general. Por ello, es solo un método para lograr un estado general de relajación y tranquilidad. La técnica siempre está controlada por nuestros profesionales experimentados. Esto también es positivo para los profesionales porque permite que el paciente pueda cooperar durante su tratamiento, y responda a las preguntas que se le van haciendo.

La sedación consciente intravenosa es muy sencilla. Utiliza fármacos sedantes por vía intravenosa para controlar la ansiedad, que es la causante de tener pánico al sillón del dentista. Se utiliza sobre todo en tratamientos más largos y complejos como las cirugías.

Tratamientos

La sedación consciente de la que te estamos hablando es una opción disponible para todo tipo de tratamientos, y se realiza en una clínica de garantías. Está recomendado siempre que el paciente tenga problemas derivados de su miedo al dentista.

Ahora ya solo tienes que fijar tu primera cita. La primera consulta del odontólogo suele ser una revisión de la que saldrá un plan de tratamiento, por lo que no habrá ni pinchazos, ni actos dolorosos. Sin embargo, antes de ir conviene definir todo lo que se desea preguntar teniendo en cuenta los propios miedos. Por cierto, no hay que sentir vergüenza por sentir miedo al dentista. Muy al contrario. En algunas clínicas hay odontólogos especializados en pacientes con miedo, como es el caso de la que hoy tratamos.

Sabemos que perder el miedo a algo es una carrera de fondo, no de 100 metros. Por eso habrá que ir poco a poco, pero sabiendo que tenemos que poner de nuestra parte. Aunque es muy importante que te pongas en manos de profesionales. El miedo se irá, te lo prometemos.