Así son ahora las visitas a los dentistas

10 noviembre, 2020
Así son ahora las visitas a los dentistas

Nadie podía imaginar que en febrero de 2020 nuestra vida iba a cambiar tanto. Como decía Benedetti, «Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto, cambiaron todas las preguntas». Y así es. Nuestra vida ha cambiado, ha dado un giro de 180 grados y en algunos casos nos hemos sentido descolocados por culpa de la pandemia del coronavirus. Pero, sea como sea, la vida sigue. Y así es como tenemos que afrontar esta nueva normalidad. Todos tenemos que poner de nuestra parte, ser conscientes de lo que vivimos, y sobre todo, precavidos.

Todos los sectores han tenido que amoldarse a los nuevos tiempos. Muchas, pero que muchas, medidas de seguridad y sobre todo saber transmitir confianza. Hoy queremos conocer un poco más de cómo son las visitas al dentista.  Un servicio esencial en nuestras vidas y que han tenido que reinventar en esta nueva vida. Es cierto que desde siempre, las clínicas dentales han sido lugares donde se ha respetado mucho la salud, la distancia y todo relacionado con las medidas de higiene. Sin embargo, ahora con el coronavirus han vuelto a dar un salto más.

Llamamos a la puerta de CML Odontólogos para que nos cuenten cómo es actualmente una visita a los dentistas. Desde el primer momento se han actualizado todos los protocolos de desinfección e higiene para garantizar la seguridad de todos los pacientes. “La salud es nuestra prioridad y queremos que podáis volver tranquilos sabiendo que estamos tomando todas las medidas para evitar el contagio”, explican desde la clínica.

Petición de cita previa

Lo primero es realizar una cita previa. De esta manera, todos los pacientes deberán llamar previamente por teléfono para concertar su cita. Su equipo te hará un breve cuestionario para ver tu situación actual y te dará las indicaciones necesarias para tu visita (vestimenta, puntualidad, posibles acompañantes, etc.). Y es que dependiendo de la circunstancia de cada uno, se toman unas medidas u otras. Es aconsejable ir solos, pero claro, hay niños pequeños que no lo pueden hacer o personas mayores que necesitan siempre llevar una ayuda. Son casos concretos que se analizan y se buscan las mejores soluciones.

Protocolo de recepción de pacientes

Al llegar a la clínica te proporcionan gel hidroalcohólico para que te lo apliques en las manos y te toman la temperatura. Son dos medidas universales y que constituyen la primera pared para intentar frenar al virus.

Distanciamiento social

Una vez en la sala de espera, se mantendrá en todo momento la distancia de dos metros de seguridad entre pacientes. Así mismo, rogamos puntualidad para evitar aglomeraciones. Lamentablemente se acabó lo de poder leer la revista del corazón o el periódico del día. Aunque desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha notificado que el papel no contamina, es cierto que la mayoría de las clínicas dentales han hecho desaparecer revistas, suplementos o periódicos. Es el momento de estar un tiempo sin recibir información.

Desinfección de superficies

Como se ha hecho desde siempre, las clínicas dentales son sitios sin peligro de contaminación. Desde siempre llevan a cabo una exhaustiva limpieza de todas las superficies de la clínica varias veces al día durante la jornada. Todo con detalle para sentirte bien y con tranquilidad, sabiendo de que no corres peligro de que el maldito bicho circule por la clínica.

Sistema de aspiración reforzada

Pero esta clínica dental no se queda en una limpieza a fondo, no, tiene incluso herramientas para evitar cualquier disgusto. De esta manera usan máquinas de purificación de aire para mantener un ambiente puro y libre de virus. Y ahora que se ha escuchado desde que el contagio puede darse por aerosoles, sin duda, es la mejor medida para poder evitar este tipo de contaminación.

Protocolo de limpieza y desinfección

Y por supuesto, no hay que hablar de que se realiza una desinsectación y esterilización de los gabinetes e instrumental antes y después de cada paciente. Algo que ya se hacía desde hace años pero que ahora se incide más. Todo ello gestionado por grandes profesionales que hacen que tu estancia en el dentista se convierta en una plácida y segura visita. Ya que todo el personal de esta clínica dental en A Coruña está equipado y protegido con guantes, mascarilla, ropa protectora, etc. Sin olvidar que la limpieza de manos es de vital importancia, por eso aseguran un meticuloso protocolo de higiene con agua, jabón y gel hidroalcohólico.

¿Qué te parece? Ya has visto que los dentistas es una de las profesiones más seguras que existen. Se puede ir con toda la tranquilidad del mundo para continuar con tus tratamientos.