Salud bucodental, sinónimo de calidad de vida

5 julio, 2019
Salud bucodental, sinónimo de calidad de vida

Mejorar en lo que tiene que ver con nuestra calidad de vida es algo que todos y cada uno de nosotros necesitamos en algún momento. Aunque tengamos una vida que pensemos que es bastante aceptable, siempre podemos mejorar en todos los aspectos. Y la salud es uno de los asuntos en los que podemos mejorar prácticamente siempre. Todos tenemos siempre un aspecto relacionado con la salud en el que nos gustaría estar mejor y que es uno de los que consideramos nuestros puntos débiles. Mejorar en ese sentido es elemental para tener una vida todavía mejor de la que ya disponemos.

Ese punto débil del que hablamos es, para muchos, el que está ligado con la salud bucodental, una de las que más descuidada se encuentra por parte de mucha gente. La salud dental tiene una influencia muy grande en nuestra vida y ese es uno de los motivos por los cuales es muy recomendable que se cuide al máximo. Tener problemas en nuestros dientes puede afectar de una manera directa al resto del cuerpo, siendo por ejemplo la cabeza una de las zonas más afectadas por ello. Evitar este tipo de problemas es clave para garantizar esa calidad de vida de la que estamos hablando.

Un artículo que fue publicado en la página web de eldiario.es informaba de que son muchos los males que nos pueden afectar si no cuidamos nuestra boca como es debido. En concreto, la noticia citaba un total de 8, que pasamos a enumerar:

– En primera instancia, se puede padecer halitosis.

– En caso de ser mujer, tenemos un mayor riesgo de sufrir un parto prematuro.

– Somos candidatos a sufrir artritis.

– Tenemos una mayor posibilidad de sufrir un infarto de miocardio.

– En el caso de que seamos diabéticos, hay riesgo de que la enfermedad se acelere.

– De ser deportista, nos enfrentamos a más lesiones musculares.

– Los problemas de espalda pueden ser una constante.

– En último lugar, aumentan las posibilidades de sufrir gastritis crónica.

Pero los riesgos son mucho mayores en algunos casos. Por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud informó de que males como la caries, la periodontitis y los cánceres de boca y faringe son un problema de salud de alcance mundial que afecta a los países industrializados y que en España se cobran muchos afectados. En efecto, no cabe la menor duda de que este tipo de problemas tiene una importancia brutal y puede hacer que nuestra vida sea mucho peor, con muchas más molestias y problemas.

La salud dental juega un papel que es realmente importante en lo que tiene que ver con la calidad de vida de una persona. De hecho, no puede considerarse que una persona disponga de una buena calidad de vida si tiene problemas con su salud dental. Según un estudio que acaba de ser publicado por los profesionales de la Clínica Dental Galván Lobo, las personas que padecen algún tipo de problema en su boca no consideran que su vida sea todo lo feliz que podría ser. Y es que el cuidado de nuestra boca es un aspecto realmente importante para buscar y encontrar la felicidad plena.

Una diferencia sustancial

Decimos que no valoramos lo que tenemos hasta que lo perdemos. Y eso es algo que ocurre con demasiada frecuencia en lo que tiene que ver con la salud de nuestros dientes. No la tenemos en cuenta mientras los dientes no nos dan ningún problema, pero en el momento en el que eso ocurre, nuestra vida se convierte en un infierno. Por eso tenemos que acudir al dentista al menos una vez al año. Esta práctica, que no suele ser tenida en cuenta por muchas personas, permite conseguir una diferencia sustancial en nuestra vida.

No cabe la menor duda de que tenemos que poner todo lo necesario para tratar de garantizar nuestra calidad de vida. Al hablar de este asunto, solemos hacerlo de dinero, de tiempo libre, de ocio y asuntos de este estilo. Pero tenemos que tener en cuenta otra serie de cuestiones a la hora de valorar si tenemos realmente una buena vida o no. Desde luego, es evidente que tenemos que hacer todo lo posible por conseguirla y, para ello, acudir al dentista es una buena elección.

Por suerte, parece que en los últimos tiempos va creciendo la conciencia en lo que tiene que ver con la salud dental. Ha crecido el número de personas que van al dentista y ese es el motivo por el que podemos congratularnos a día de hoy. Hay que seguir en esta dinámica, sin perder de vista el objetivo último, que no es otro que el de garantizar una salud bucodental y, por ende, una calidad de vida que se ajuste a nuestras expectativas y necesidades.