Los defectos oculares, síntomas y tratamientos

1 marzo, 2019
Los defectos oculares, síntomas y tratamientos

Los defectos en la vista, son cada vez más comunes, sobre todo a partir de cierta edad o por el uso continuado del ordenador o dispositivos móviles. ¿Notas que no ves igual de bien que antes?, ¿sientes la vista cansada?, ¿te cuesta ver de cerca los objetos o las letras o solo te pasa con las distancias largas? Si notas alguno de estos síntomas, probablemente, tengas un defecto ocular. No lo dudes, visita cuanto antes al especialista y corrígelo antes de que vaya a peor. ¿ Te gustaría conocer las características de los principales defectos de la vista? Si es así, estás en buen sitio porque en este artículo, vamos a hablar de las diferencias entra las enfermedades oculares más comunes. ¡Comenzamos la lección de oftalmología!

Los principales defectos oculares

La miopía

Es un defecto refractivo en el que los rayos que inciden en el ojo desde el infinito forman el foco por delante de la retina, y puede ser un problema congénito, hereditario o bien desarrollarse desde la niñez.

La miopía es provocada por un alargamiento en el diámetro anteroposterior del ojo, o por un aumento en la capacidad de refracción de la córnea, el cristalino o el humor ácueo. La miopia también puede ser el resultado de alteraciones en la curvatura de la córnea o el cristalino.

Los principales síntomas son la dificultad para ver objetos lejanos, dolor de cabeza y ojos, enrojecimiento y fatiga ocular y bizqueo, etc. Una característica de las personas que tienen miopía es la de entornar los ojos, ya que con este movimiento consiguen ver mejor.

Para prevenir la miopía conviene habituarse a lo siguiente:

  • Iluminar adecuadamente la zona de trabajo, y en especial, de cerca.
  • Descansar periódicamente durante la lectura para relajar la vista.
  • Leer sentado y a unos 40 cm. de distancia.
  • Seguir una dieta rica en verduras y frutas frescas.
  • Practicar deportes y ejercicios al aire libre.

Para corregir la miopía se utilizan con lentes divergentes, que pueden ser gafas o lentilla. Un profesional valorará la posibilidad de cirugía, ya que existen riesgos y no es posible realizarla en todos los casos. Así lo aconsejan en COC, Clínicas Oftalmológicas Centrofarma, especialistas en la cirugía de miopía, hipermetropía, astigmatismo, presbicia y cataratas. Esta clínica lleva más de 25 años de experiencia a la vanguardia de la cirugía ocular, lo que la ha convertido en un referente a nivel nacional en lo que a operación de miopía se refiere, así como en otros tratamientos. Cuentan con la tecnología más puntera, porque su interés y objetivo es ofrecer siempre el mejor servicio, la mejor atención y los mejores resultados. Nuestros oftalmólogos en Murcia cuentan con gran experiencia y nos enorgullece decir que son uno de los mejores equipos de oftalmología del país. También son expertos en cirugía relex smile, tratamiento de ojo seco, desprendimiento de retina, vista cansada, dmae húmeda…

La hipermetropía

Es un defecto refractivo en el que los rayos que inciden en el ojo procedentes del infinito forman el foco detrás de la retina. Es frecuente en las personas con ojos pequeños o con un diámetro menor de lo normal. También se produce debido a una alteración en la curvatura de la córnea o del cristalino.

Puede ser congénito o hereditario.

De lejos, las personas con hipermetropía ven perfectamente, pero de cerca, ven borroso. El cristalino es flexible y puede acomodar el foco, forzando la vista y ocultando el problema. Pero con el tiempo, la persona afectada sufre dolores de cabeza, cansancio, estrabismo acomodativo, ardor y picor de ojos. En ocasiones está detrás de los problemas de aprendizaje en los peques o de la dislexia.

Si bien no existe forma de prevenirla, sí se puede corregir con de gafas con lentes convergentes. En cuanto al uso de lentillas, no es aconsejable, ya que la mala visión de cerca, dificulta su manipulación. Puede operarse en algunos casos concretos.

El tratamiento quirúrgico puede ser válido en casos seleccionados.

El astigmatismo

Consiste en una disfunción visual en la que los rayos de luz no forman un foco, debido a que el sistema óptico no tiene la misma capacidad refractiva en todos los meridianos, viéndose especialmente comprometida la córnea, que se aplasta por los polos, apareciendo distintas líneas de curvatura en cada uno de los ejes principales. Puede ir unida a la miopía y a la hipermetropía.

El 90% de la población padece este defecto, que puede ser hereditario o adquirido, siendo el principal síntoma la percepción alargada de los objetos en sentido vertical, horizontal o diagonal. Las personas afectadas suelen sufrir dolor de cabeza o molestias oculares.

No se puede prevenir, ya que se desconoce su causa, pero se puede corregir con lentes cilíndricas en forma de gafas o lentillas. La cirugía es costosa y arriesgada.