La Navidad Folclórica

22 enero, 2019
La Navidad Folclórica

Está claro que hablar de Navidad Folclórica puede ser hablar de muy diferentes culturas y tradiciones dependiendo del país en el que nos encontremos. Ni siquiera es lo mismo un festival folclórico navideño en Madrid que en Sevilla, así que mucho menos en Francia y España. Pero la realidad es que en este país, cualquier folclore suele ir asociado al mundo del flamenco.

Puede que en Estados Unidos prime escuchar a Frank Sinatra con su “Blanca Navidad” o en plan más moderno a Michael Bublé, pero aquí nadie nos libra de “Los peces en el río” y si es en versión flamenca, mucho mejor. De hecho, hay varios pueblos andaluces que siguen celebrando festivales navideños folclóricos donde se cambia el traje de Papá Noel por el de Flamenca, y el de los Reyes Magos por el de sevillana.

La tienda especializada El Duende de Sevilla asegura que durante esta época del año suele recibir el doble o triple de pedidos, casi igual que en fechas previas al Rocío, y no sólo por parte de quienes quieren regalar un bonito traje flamenco, sino también para quienes quieren lucirlo en las fiestas navideñas. Pero esto no es algo nuevo.

Los villancicos flamencos

La versión flamenca de los cantos de Nochebuena y Navidad tiene un gran arraigo en toda Andalucía. Aunque hasta hace poco se cantaban sin cesar en las casas y en la calle a lo largo de toda la celebración, el moderno sistema de vida ha ido acabando con ello. Tan solo algunas localidades, caso de Cádiz, Jerez y Arcos de la Frontera, mantienen la  fiesta comunal –la llamada, ‘zambombá flamenca’ o en el Sacromonte granadino y otros centros de la gitanería andaluza.

Algunos expertos consideran que el histórico villancico castellano, principalmente de asunto religioso y muy propio de la Navidad, como indica el Diccionario de la RAE, con sus orígenes en la Edad Media, y otras composiciones similares de la España cristiana, tiene su paralelo en el mundo arábigoespañol como mínimo desde el siglo XI.

Si a eso le sumamos que muchos musicólogos han podido conectar los cánticos tradicionales árabes, a los flamencos e incluso a algunos indues, es lógico pensar que todo provenga de uina misma base común que, a lo largo de los años, se ha ido diversificando.

Y es que el flamenco y la música árabe, como bien cita La Vanguardia, son hermanastras bien avenidas. Según la teoría del músico del que habla el artículo, toda la música tradicional de los países mediterráneos guardan bases comunes y tonadillas similares.

Sin embargo, hay quien dice que el villancico tiene su origen en la cantiga de refram gallego-portuguesa y en el zéjel. El género aparece en el siglo XV, y lo cultiva intensamente durante el Siglo de Oro escritores como Lope de Vega, Góngora, Cervantes, Quevedo y Sor Juana Inés de la Cruz, quienes, además de escribir villancicos sueltos, los incorporan a sus obras de teatro y novelas. Muchos se componen para ser cantados y los temas principales de los villancicos de esta época son el amor, la religión, la navidad, la naturaleza y la belleza. A partir del siglo XVIII hay una marcada decadencia en el uso del género, pero algunos escritores más contemporáneos lo rescatan, entre los que figuran Juan Ramón Jiménez y Federico García Lorca, así como Rafael Alberti.

Características del villancico flamenco:

  • El compás: Predomina el ternario del repertorio tradicional, valseado, y sobre todo por bulerías, tangos y tanguillos.
  • La tonalidad: Admite las tres tonalidades posibles del flamenco: modos mayor y menor, y el modo flamenco.
  • Las letras: se sirven de todas las letras propias del repertorio navideño andaluz.

Hoy por hoy, podemos decir que hay ciertos villancicos flamencos que todo buen español debe conocer:

  • “Ya es Navidad” de Raya Real
  • “Fue en Belén” de Siempre Así
  • “Los Campanilleros” de La Niña de la Puebla
  • “Con mi Borriquillo” de Lola Flores
  • “La Marimorena” de Los Chunguitos
  • “Aguardiente y Pestiños” de Alazán y Los Chunguitos
  • “Ya vienen los Reyes” de Bordón 4.
  • “Rin rin” de Amigos de Ginés.
  • “Los gitanos en Navidad” de Manuel Lombo
  • “Pastores venid” de Paco Candela
  • “Camino de Belén” de Niña Pastori
  • “Villancicos Flamencos Tradicionales” de India Martínez