Blanqueamiento y carillas: la solución para tu sonrisa

21 diciembre, 2020
Blanqueamiento y carillas: la solución para tu sonrisa

No hay nada en esta vida más bonito que lucir una sonrisa feliz, blanca y radiante. Aunque es cierto que no es nada fácil. Son muchos los factores que lo evitan. Los alimentos, la bebida, el café, el tabaco, la contaminación incluso la propia saliva provocan que nuestros dientes vayan perdiendo su blancura natural. Y si no tenemos una sonrisa feliz, esto puede provocar que tampoco tengamos una vida social y laboral feliz. Afortunadamente ya existen muchos tratamientos en el mercado para poder paliar esto.

Seguro que has oído hablar del blanqueamiento dental, algo que puso de moda el mundo del famoseo en los años, y de las carillas dentales, algo que se ha puesto de moda en el nuevo siglo. Hoy, con la ayuda y la profesionalidad de Tot Dental, vamos a conocer un poco más sobre el tratamiento a seguir, en qué consiste y cómo podemos hacer para tener la sonrisa más bonita de toda nuestra ciudad.

El blanqueamiento dental

Los números no mienten y dicen que una mayoría de población desearía tener unos dientes más blancos. Y es que si nos imaginamos a actores, futbolistas, influencers o modelos, todos y todas se caracterizan por una cosa: su dentadura blanca. Por eso, son muchos los que estarían dispuestos a someterse a tratamientos de blanqueamiento para conseguirlo. Hace años se puso de moda lo de hacer trucos caseros, pero se ha comprobado que no sirve para nada. Esto nos demuestra la importancia de una buena imagen en nuestra sociedad.

En este caso, Luis Cabeza Ferrer, odontólogo y presidente de la Asociación Española de Estética Dental, nos afirma que cuando el cambio de tonalidad afecta al blanqueamiento exterior del diente “se llaman manchas o tinciones y se adquieren por la acumulación de depósitos sobre la superficie del diente como placa bacteriana, bebidas como el té, refrescos de cola, vino, tabaco, complejos vitamínicos que contengan hierro y la clorhexidrina que origina manchas de color marrón oscuro o negras” .

Poco a poco, van saliendo estas manchas y el tono amarillento de los dientes es el que predomina. Afortunadamente gracias a un blanqueamiento pueden eliminarse con este blanqueamiento. Está comprobado que los resultados perduran hasta siete años si se siguen unos hábitos de higiene y alimentación correctos. Para ello hay que aplicar las técnicas más avanzadas en blanqueamiento dental. De forma mínimamente invasiva para tus dientes y encías, rebajamos varios tonos del esmalte. Es la mejor forma de recuperar una sonrisa más sana, bonita y radiante. Y lo mejor de todo, es que todo esto en una sola sesión.

Cuánto duran los blanqueamientos

Pues lo que tú quieras. Claro que se pueden prolongar en el tiempo, pero para conseguirlo hay que mantener una serie de cuidados diarios. Lo más importante es seguir diariamente unos correctos hábitos de higiene bucal. Algo que está en desuso, pero que es bien simple. Es decir, cepillarse los dientes después de cada comida, así como completar el cepillado con técnicas como el hilo dental o el enjuague bucal.

También conviene mantener unos correctos hábitos alimenticios. Se recomienda moderar alimentos como las espinacas, las alcachofas, el chocolate, tomate, fresas, zanahorias, carnes rojas, salsas rojas, curry, que manchan los dientes.

Carillas dentales

Las carillas dentales son láminas finas de porcelana que se adhieren a la superficie dental. Son muy resistentes y corrigen pequeñas imperfecciones dentales: manchas, problemas de forma y posición… Si mantenemos unos cuidados bucales diarios, las carillas pueden durar muchos años intactas.

Cuando el diente está muy deteriorado se opta por las coronas dentales, que además de ser estéticas devuelven la funcionalidad al diente. Las coronas son fundas que se colocan para rehabilitar la estructura muy dañada del diente, por causas como la enfermedad periodontal. Para facilitar su encaje es necesario tallar el diente unos 2 milímetros.

En las clínicas dentales realizan un estudio personalizado para escoger el tratamiento que necesita tu sonrisa. En ambos casos el resultado es una sonrisa más sana, bonita y funcional. Además son tratamientos mínimamente invasivos, rápidos y sencillos. Y como en el blanqueamiento, en una sola sesión podrás recuperar tu sonrisa.

Con estos dos tratamientos podemos tener una sonrisa limpia y sana. Y es que no nos cansamos de decir que muchos  problemas de salud proceden de la poca salud que tenemos en nuestros dientes. Así pues, si puedes realizar estos dos tratamientos notarás una mejora muy grande. Ya verás como tu vida social, laboral y personal mejora al tener una sonrisa de diez. Quien luce por fuera también lo hace por dentro.