Beneficios de vivir en una residencia para ancianos

23 agosto, 2021
Beneficios de vivir en una residencia para ancianos

Cuando un familiar está perdiendo sus facultades físicas y mentales y ya no puede vivir solo en su hogar la familia se encuentra en una difícil decisión. En estos casos las soluciones perfectas es que esa persona viva acompañada, ya sea por un cuidador o por algún miembro de la familia, o bien habría que ingresarlo en una residencia geriátrica o para ancianos.

Esta decisión es bastante difícil de tomar, por lo que en este artículo hemos reunido los principales beneficios de vivir en una residencia para ancianos. Porque esta opción puede ser la mejor para muchas personas mayores, ya que en estos centros estarán cuidados atendiendo a sus enfermedades y patologías y contarán con atención las 24 horas día. Pero son muchos más los beneficios que hay que señalar.

  • Atención las 24 horas del día

Como ya hemos indicado brevemente uno de los principales beneficios de las residencias para ancianos es que hay personal médico las 24 horas del día y los mayores tienen atención en cualquier momento. Así, los especialistas atienden a sus necesidades, controlan su estado de salud a diario y también establecen planes de cuidado personalizados para mantener una estado activo o saludable.

  • Dietas personalizadas

Además, en las residencias de ancianos cuidan la alimentación de sus pacientes. Hay que indicar que es normal que muchas personas mayores tengan que llevar una dieta especializada por determinadas enfermedades y en este tipo de centros preparan comida adecuada para cada persona. Por lo que no hay que preocuparse de la alimentación.

  • Cuidado e higiene personal garantizados

También hay que indicar que el cuidado y la higiene personal están garantizados en los centros de mayores. Los trabajadores de este tipo de centros cuidan que los mayores estén siempre bien aseados y bien vestidos. Además, en muchos centros cuentan con servicio de peluquería al que los mayores pueden ir a cuidar su pelo, cortarlo o peinarlo para verse más guapos o guapas. Hay que indicar que el servicio de peluquería suele implicar un plus, pero es un coste muy asequible y normalmente más económico que en cualquier peluquería.

  • Socialización y vida activa

Otro de los beneficios que ofrecen las residencias de ancianos es que se fomenta la socialización y la vida activa de los residentes. Muchas personas mayores pasan la mayor parte del tiempo en soledad, pero en este tipo de centros comparten instalaciones con otras personas de su edad con las que pueden entablar amistad, compartir momentos y actividades. Además, los familiares y amigos pueden visitarlos en los días u horas establecidos.

Y la socialización se fomenta también desde los propios centros con actividades. “En nuestro centro hay una amplia variedad de actividades diarias disponibles como diferentes juegos de mesa como el ajedrez, el bingo, las cartas o el dominó. También contamos con revistas y prensa diaria para que nuestros residentes tengan tiempo de lectura y se mantengan informados. Pero organizamos diferentes actividades para mantener una vida activa y divertida como talleres de pintura, clases de coro o zarzuela, manualidades, actividades de repostería o musicoterapia. Y por supuesto, celebramos los cumpleaños de los residentes y las fiestas tradicionales para que sientan la emoción y alegría de esos días”, indican desde La Nueva Florida, residencia geriátrica de Madrid.

Como han explicado estos especialistas ofrecen diferentes actividades para fomentar la socialización, el ocio y la cultura entre los residentes. Estas actividades pueden variar de un centro a otro, pero en casi todos son similares y existen diferentes planes de ocio.

  • La estancia puede ser temporal

Y el último beneficio que hay que indicar es que la estancia en la residencia de ancianos puede ser temporal. Muchas personas piensan que cuando van a una residencia van a pasar allí el resto de sus días y suelen tomarse el cambio de manera negativa. Pero hay que destacar que si no están a gusto en su nueva residencia siempre se puede cambiar, volver al hogar o comenzar a vivir con algún familiar. Es decir, que siempre se puede cambiar de decisión si finalmente la residencia no es la opción más adecuada.

Estos son los principales beneficios que aporta a una persona mayor vivir en una residencia de ancianos. También hay que indicar que existen diferentes tipologías como apartamentos tutelados o cohousing. Y que por supuesto, en cada residencia pueden variar los servicios ofrecidos. Por lo que si se va a optar por una residencia de ancianos es importante estudiar todas las opciones de centros cercanos para escoger la residencia más adecuada.