Vestir a un niño como adulto

21 noviembre, 2016
Vestir a un niño como adulto

El otro día leí con estupefacción que la última moda era vestir a los niños con ropa de adulto. E mi opinión una grave error. Si por algo se caracteriza ahora mismo nuestra sociedad, es que los niños han perdido su inocencia y juegan a ser mayores. Ahora bien, esto provoca que en muchas ocasiones su paso sea brutal y tengan que aceptar roles que no son los suyos.

Los padres deben tener cuidado con transmitirles a sus hijos que su apariencia es más importante que quienes son realmente, y no lo digo yo, lo dicen los especialistas. Siempre me recuerdo las frases de mi madre “cada edad es para una cosa”. Es por ejemplo cómo cuando un niño quiere vestir de princesa, creo que habría que analizar también ese tema.

Bien es cierto que hoy en día los niños tienen su propio estilo. No es como hace muchos años cuando vestíamos la misma ropa o la ropa que habíamos heredado de nuestros hermanos. ¿Verdad?. Los tiempos han cambiado. Ahora si no les gusta, te lo dicen. Ellos mismos exigen ir a la moda. Yo esto lo vivo con mi hija Patricia. Ella quiere vestir distinto a las otras niñas, hacerlo de forma más llamativa y con más accesorios. No me importa, pero yo siempre digo que hay que vestir moderno, pero  siempre es acorde a su edad y no como una mujer grande. Insisto, no hay que olvidar que son niños y no les puedo quitar su inocencia.

La ropa ha dejado de ser de niño y ahora los padres visten como mayores. Incluso, no es la primera vez que voy a buscar a  mi hija al colegio y veo que algunas niñas llevan tacones. Sí, como lo oyes. Algo que lo veo muy complicado. Es un mensaje que estás mandando. Por ejemplo le dice que está más guapa con una falda corta y apretada que con ropa de niña, algo  que se ve muy representada en los dibujos animados. Creo que se están adelantando las etapas y resaltando que la imagen física es más importante que quién eres realmente.

Por eso yo recomiendo que a los niños se les siguen vistiendo como niños, ahora bien, modernos, con estilo, pero acorde a su edad. En páginas web como la de Reprepol, puedes encontrar de lo que estoy hablando. Disponen de una gama muy amplia de productos de moda y complementos para los niños, que seguro que va a responder a las necesidades de tus hijos.

La frustración de los padres

Sobre todo porque hay que pensar que la ropa tiene que ser cómoda y de acuerdo con la edad de los niños. No puede ocurrir que ellos tengan que cuidarla como lo haría un adulto, ya que necesitan total libertad para correr, ensuciarse o subir árboles. Son niños y es lo que tienen qué hacer. Y también hay que tener en cuenta que a veces los padres proyectan sobre sus hijos lo que no pudieron ser. Ocurre en el fútbol o en los estudios, pero también en la ropa.

Si los niños se visten así porque a ellos les gusta y lo disfrutan, genial. Pero que no sea para cumplir con las expectativas de los papás, porque es a ellos a quienes les gusta cómo se ven. Es decir, que como esa madre no se pudo poner una minifalda porque estaba con más kilos de la cuenta, pues que lo lleve mi hija. Un error.

Como puedes comprobar, ya lo decía mi abuela, cada edad es para una cosa, y la de un niño es para jugar, con ropa bonita, pero de su edad.