Tendencias en pintura

26 agosto, 2016
Tendencias en pintura

Últimamente parece que está muy de moda eso de pintar las paredes de colores. No se trata de hacer un arcoíris o de volverte loca poniendo tonos chillones o demasiado oscuros, sino de olvidarnos un poco de tener una casa estilo “hospital” con las paredes blancas impolutas.

Este tema no es algo nuevo, hace ya varios años que empezaron a llevarse los tonos en las paredes, sin embargo parecía que un sector de nuestra sociedad, sobre todo de la generación que supera ya los 45 años, estaba empeñada en seguir manteniendo ese blanco nuclear porque tenían miedo de perder luminosidad o de, al oscurecer las pareces, conseguir un efecto agobiante en la estancia ya que algunos tonos tienden a hacer pareces las habitaciones mucho más pequeñas de lo que en realidad son.

El papel pintado también es una opción: vinílicos, foto murales, tejidos, etc… pero no os alarméis porque no estamos pensando en papeles estampados con flores sesenteros de esos que parecen sacados de la casa del pueblo de la abuela o de las casas de los años 30 estadounidenses. Hablamos de algo mucho más elegante, más chic. Un toque de glamour y color en una estancia que puede no ser todo lo divertida que habríamos pensado en un primero momento y que con este tipo de decoración consigues alegrar en un momento determinado.

Manos a la obra

Muchos propietarios, cansados del blanco o, como mucho, del color crema, han decidido ponerse manos a la obra a la hora de jugar con los colores de sus paredes pero hay que dejar una cosa clara: ¡Ojo! Que no sois decoradores.

A pesar de que estoy totalmente a favor de este positivo cambio, muchos arriesgáis demasiado poniendo colores fuertes que no sabéis combinar así que yo siempre os recomiendo contar con auténticos profesionales. Os recomiendo Mipintor.net o Pinturasinsa.com, ambas empresas llevan trabajando en el sector muchos años y acumulan una gran experiencia.

La tendencia actual es buscar colores naturales bastante neutros que puedan ser utilizados en cualquier estancia de la cada. Destacan algunos colores como los blancos rotos y los colores tierra pero también los pasteles y los ocres. Si vas a pintar las pareces muy claras puedes contrarrestar esto con un mobiliario más arriesgado y vibrante pero si tienes pensado un color para las paredes algo oscuro o fuerte es mejor que optes por muebles más claros.

Piensa en los metros cuadrados que tiene la estancia y olvídate de los tonos oscuros si está es demasiado pequeña pero no tengas miedo a pintar alguna pared en algún tono más subido si estamos hablando de un salón espacioso o de una habitación superior a la media, y si además tiene buena luminosidad podrás pintar hasta con negro.

También están de moda los colores beiges, marrones, azules y verdes pero olvídate de los rosas, el borgoña o el granate.

Pensad también que la moda indica que va a estar muy en boga todo lo rústico: madera elementos naturales, etc.  así que cualquier cosa que vaya en consonancia con esta temática quedará perfecta.