¿A más sol más alegría?

1 diciembre, 2017
¿A más sol más alegría?

Existe una idea bastante extendida de que en los países con pocas horas de sol hay una mayor tendencia a la depresión.

Ahora bien, cada vez existen más estudios que corroboran esta idea, precisamente un estudio elaborado en la Universidad de Elmuhurst, en Illinois, apuntaba precisamente en esta dirección al afirmar que mientras más brilla el sol, hay una mayor disposición para ser generosos y ayudar a los demás.

Una de las partes más interesantes del estudio es el hecho de que más que relacionarse esta actitud con la temperatura en cuestión, tenía que ver, sobretodo, con el brillo del sol. Lo cual tampoco era sorprendente del todo, ya que en estudios anteriores se había descubierto que la gente suele ser más generosa a la hora de dar dinero cuando más brilla el sol.

Varios estudios afirman que el Sol y los Estados Depresivos están relacionados

Si bien, para quienes duden de la veracidad de estos resultados, en otro estudio más reciente de la Universidad de Humboldt llegaban a unas conclusiones muy parecidas.

El experimento que realizaron consistía simplemente en que los investigadores se colocaran siempre en un sitio de paso, ya fuera en los días nublados como en los soleados, y se limitaban a sonreír a todas las personas que pasaran junto a ellos.

Precisamente, su descubrimiento corroboró la teoría anterior. De hecho, las personas sonreían más en los días de sol.

Si bien, en este experimento no se quedaron aquí lo ampliaron para ver los efectos cambiantes del sol en el ámbito de la seducción para descubrir que el sol también ejerce un efecto positivo a la hora de seducir o ser seducidos. Los porcentajes de su estudio indicaban que un 15,5% de las chicas daban sus números de teléfonos a quienes trataban de conquistarlas en los días soleados, mientras que en los nublados la cifra disminuía al 10,2%.

La explicación científica más aceptada tiene que ver con los campos magnéticos del plasma que inciden en nuestro funcionamiento cerebral.

No obstante, también se afirma que en realidad no se trata del sol sino de la presión atmosférica que se relaciona con él. Al parecer, cuando disminuye la presión atmosférica, algo que ocurre cuando hace mal tiempo, las llamadas a urgencias por estados depresivos son mayores.

Y es que, si bien la ciencia ofrece evidencias de que, como las lagartijas, eso de darnos baños solares tiene beneficios para nuestro estado de ánimo, no es necesaria la afirmación científica para que cada vez más personas elijan regiones soleadas para pasar sus vacaciones.

De hecho, las mejores cadenas hoteleras, entre ellas Mercer Hoteles, eligen ciudades andaluzas para algunos de sus mejores hoteles como es el caso del Mercer Sevilla, conocedores del interés turístico por los lugares soleados.

Y es que, para muchos, los días soleados son sinónimo de bienestar y relajación, el momento perfecto para descansar. Más allá de que la ciencia lo corrobore, pocos se atreverán a negar que el sol no tenga efectos positivos nuestro bienestar.

No es de extrañar que los países más soleados de Europa, entre los que nos encontramos, sean también los destinos vacacionales predilectos de nuestros vecinos del norte.