La comunicación, la asignatura pendiente de las familias españolas

17 abril, 2018
La comunicación, la asignatura pendiente de las familias españolas

Los viajes en familia, para muchos son odiosos, pero para otros, son lo mejor de la vida. Y es que no todas las familias están tan bien avenidas, y en ocasiones, uno de estos viajes, se convierte en la excusa perfecta para no hablarse nunca más. Los casos, se repiten día a día, y sobre todo en vacaciones, porque cuando pasamos mucho tiempo con nuestros familiares, pueden salir a la luz, esas pequeñas cosillas, que al final son las más importantes, y que tanto empeño y cuidado teníamos por ocultar. Pero al final, una discusión, un cruce de opiniones, unas malas palabras, producto casi siempre del cansancio, que muchas veces supone un viaje, acabar por echar por tierra todo ese esfuerzo por contener lo que realmente pensamos.

Así pues, parece que es precisamente la falta de comunicación, la que propicia que el día menos pensado para que estalle la bomba. La solución, por tanto, no está en callarse, sino en hablar, porque si nos comunicamos de manera eficaz, si hacemos partícipes a los que nos rodean de nuestros sentimientos y deseos, entonces, y solo entonces, daremos con el secreto para una vida larga y armoniosa con los demás.

En las familias, los problemas de comunicación son habituales, y casi siempre derivan en otros más graves, especialmente durante la adolescencia.  En esta difícil etapa de transición a la edad adulta, el/la joven, sufre multitud de cambios, a todos los niveles, que no siempre es capaz de gestionar, y mucho menos de compartir los sentimientos y emociones que esos cambios le provocan. La ayuda y la comprensión de los padres y madres son, en esta etapa, fundamentales, para el desarrollo psicológico del adolescente.

Hemos visto, que en ocasiones, los problemas familiares, traen como consecuencia que los menores y los jóvenes, se refugien en las drogas, entendida como la única vía de escape para sus problemas. Un error, porque lo único que consiguen es tener todavía más problemas, que afectan a todos los ámbitos: personal, familiar, académico, laboral, social, emocional, etc… El futuro, ya de por sí, incierto, se presenta para estos jóvenes como un inmenso callejón sin salida, lo que genera una espiral de la que es muy difícil salir sin ayuda.

En Psima, servicio especializado en psicología y psiquiatría, tienen un método de trabajo, preferentemente ambulatorio, que se sostiene tanto a nivel médico como psicológico, aunque no siempre es necesario administrar medicación; por tanto, se debe evaluar en cada caso junto con el paciente. A partir de aquí, su equipo, intentarán ir a la causa de esta conducta tan perjudicial para la propia salud del/de la joven, pero también para las de sus familias, que al ser parte implicada, participará durante todo el tiempo que dure el tratamiento.

Así que, ya lo sabes, habla con tu hijo o hija, pero no esperes a que lleguen los problemas, empieza a comunicarte desde la niñez, intenta razonar, explicarle las cosas y el porqué de las mismas. Los viajes en familia, se presentan como la mejor oportunidad para conocerse.

Barcelona y Sevilla, cultura y diversión para toda la familia

Las oportunidades de ocio y diversión, la oferta cultural, las playas, el buen tiempo, son auténticos reclamos, y por ello nuestro país, es de los más visitados de todo el mundo. Sabemos que decidirse por un destino, entre tantos como tenemos, puede resultar una tarea difícil, sobre todo si vamos a hacer un viaje en familia, ya que las actividades a realizar han de ser aptar para todos los públicos. Pues bien, hemos elegido dos ciudades, como las mejores para viajar en familia: Barcelona y Sevilla, ¿por qué? Pues porque cuentan con los mejores parques de atracciones de todo el país: el Tibidabo, en Barcelona, e Isla Mágica, en Sevilla. Y  ¿qué mejor que un parque de atracciones para disfrutar en familia?

Y en cuanto al alojamiento, podéis ir a un camping, pero eso mejor en verano, en invierno, es mejor el hotel. Ahí van nuestros favoritos:

  1. Mercer Barcelona, un hotel de lujo situado en el corazón del barrio, cerca de la catedral, considerado monumento, es un lugar único donde los invitados pueden encontrar exclusividad y una experiencia singular. El hotel ocupe una colección de edificios con una gran importancia arquitectónica en Carrer Lledó, construida en la parte superior de una sección de las paredes de Barcino, la antigua ciudad romana.
  2. Mercer Sevilla, un hotel de lujo en el centro de Sevilla cuenta con una elegante fachada clásica. A través de la majestuosa escalinata de entrada, original de la Casa Palacio Castelar, se accede al hall del hotel, un bello patio central cubierto por una espectacular cúpula que baña el espacio de luz natural y donde el murmullo del agua de su original fuente, característica del arte mudéjar, acompaña a los y las huéspedes.