Energía renovable, la energía del futuro.

29 agosto, 2016
Energía renovable, la energía del futuro.

Energías renovables son aquellas que proceden de recursos naturales, como el agua, el aire o el sol, fuentes que son inagotables, pero que no son fáciles de almacenar. Las energías renovables más importantes son la energía solar, la eólica, la hidráulica y la biomasa. Por el contrario, los combustibles fósiles, como el carbón, el petróleo o el gas, son susceptibles de agotamiento.

Las energías renovables ya son una realidad que día tras día genera más producción y llega más lejos. Un 18% de la electricidad producida en España procede de la energía eólica.

En Eficiencia Bioclimática están especializados en varios tipos de energía renovable, entre las que destacan la energía solar, la geotérmica y la biomasa. Estas energías se encuentran en la naturaleza en una cantidad ilimitada y son siempre susceptibles de regeneración. Se trata de un tipo de energía limpio, que no emite gases contaminantes a la atmósfera.

¿Por qué deberíamos utilizar energías renovables? Existen numerosas razones por las que tendríamos que empezar a generalizar el uso de estas energías verdes.

En primer lugar, las energías renovables son inagotables y las tenemos siempre a nuestra disposición. Siempre podremos contar con la energía del agua, del sol o del aire.

Todo el mundo cuenta con recursos naturales, por lo que no habría necesidad de pelearse por ellos, las luchas y  guerras provocadas por el petróleo podrían pasar a la historia. Un empleo de las energías renovables evitaría la necesidad de importar petróleo o carbón de los países productores de éstos, lo que supondría una ventaja económica, a la vez que minimiza la posibilidad de conflictos provocados por el agotamiento de los combustibles fósiles.

Las energías renovables no emiten CO2, responsables del efecto invernadero y del cambio climático acelerado.Estas energías ofrecen un nivel de seguridad mayor que la procedente de combustibles fósiles, que sí emiten gases contaminantes a la atmósfera. La energía verde es responsable con el medio ambiente y con los seres que lo habitan.

Existe a día de hoy una falta de conciencia generalizada acerca de la realidad del problema del agotamiento de los recursos, de la emisión de gases y del acelerado aumento de la temperatura. Las personas despilfarran recursos sin pensar en el mañana, en las generaciones futuras, en el resto de los animales no humanos, en la vegetación… Es decir, el planeta Tierra en su conjunto se está viendo afectado por el consumo exacerbado de los recursos provenientes de combustibles fósiles y por las emisiones nocivas, que este consumo excesivo supone. A esto hay que añadir las guerras, el hambre, las dictaduras y el tráfico de personas, asociado a los conflictos bélicos derivados de la lucha por la posesión de los recursos, en especial, del petróleo.

Principales energías renovables

Las principales energías renovables y las más utilizadas en la actualidad son, la energía solar, la eólica, la hidráulica y la biomasa.

La energía solar es la energía proveniente del sol. Existen varios tipos en función del modo de aprovechamiento de esta energía y así tenemos, por ejemplo, la energía solar térmica, que utiliza la energía que proviene del sol para producir calor, la energía termosolar, que la emplea para generar electricidad y la fotovoltaica que, igual que la anterior, es productora de electricidad.

La energía eólica es la energía procedente del viento y se genera mediante aerogeneradores o molinos de viento. Cada vez es más frecuente encontrarnos con molinos de viento instalados en las zonas rurales.

La energía hidráulica es la energía que utilizar el agua contenida en los saltos para generar electricidad. Todos los países desarrollados cuentan con este recurso, pero en los países denominados del “tercer mundo” no tienen acceso a esta fuente natural de energía.

La biomasa es un tipo de energía renovable que se produce a partir de residuos orgánicos, agrícolas o forestales, generalmente.

Los expertos califican de insostenible la situación de consumo exagerado de los recursos naturales como el carbón, el petróleo o el gas, por lo que se hace necesario un cambio  de mentalidad, una toma de conciencia acerca de una realidad, los recursos naturales hasta ahora utilizados, se agotan, la energía verde se impone.